jueves, 2 de mayo de 2013

DEJE QUE SU HIJO HIPERACTIVO SE MUEVA

http://mistdahfavoritas.blogspot.com.es/2013/04/deje-que-su-hijo-hiperactivo-se-mueva.html
Un estudio realizado en el 2009 muestra que recurren al ajetreo para poder mantenerse alertas. 
Limitar sus movimientos puede resultar contraproducente.


Si a un niño se le pide que resuelva una suma o explique qué es un monosílabo se moverá inquieto en su silla. Este ajetreo es un acto reflejo que le permite fijar la atención y recurrir a su memoria. Gracias a un trabajo realizado en marzo de 2009, se sabe que los menores diagnosticados de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) son mucho más movidos que los chicos que no padecen este tipo de trastorno cuando tienen que realizar determinadas labores.
El TDAH, que afecta hasta el 6% de la población infantil española, se caracteriza por dificultades para mantener la atención, hiperactividad o exceso de movimiento e impulsividad o dificultades en el control de los impulsos.
"Nuestros hallazgos ilustran de forma indirecta los comentarios de padres y profesores sobre cómo los niños hiperactivos no paran cuando se involucran en ciertas actividades que, aparentemente, no requieren movimiento, cómo jugar al ordenador, al LEGO (juego de construcciones) o ver la televisión, y cómo este ajetreo aumenta cuando hacen los deberes en casa o tienen que aprender alguna lección en al aula", comenta Mark Rapport, del Departamento de Psicología, de la Universidad de California (EEUU) y autor principal de la investigación.
El trabajo, publicado en el Journal of Abnormal Child Psychology midió de forma objetiva los niveles de actividad de un grupo de 12 menores de entre ocho y 12 años diagnosticados de TDAH que fueron comparados con otros 11 chavales de las mismas edades pero que no padecían ningún trastorno mental.
A todos ellos se les colocó unas muñequeras y tobilleras con sensores actigraphs, capaces de registrar su actividad motora, midiendo la frecuencia e intensidad de movimiento, 16 veces por minuto, de cada niño. Los participantes fueron sometidos a pruebas fonológicas, problemas de matemáticas y de memorización.
"Colectivamente, los chicos con TDAH mostraban una actividad motora desproporcionada en comparación con los del grupo control sin TDAH cuando se les encomiaba alguna tarea en la que estaba involucrada la memoria. Este es el primer experimento que demuestra una asociación funcional entre el típico exceso de movimiento de los hiperactivos y la realización de tareas que involucran la memoria visual y verbal", declaran los investigadores. En una de las pruebas los niños tenían que volver a ordenar y recordar la ubicación de unos puntos en una pantalla de ordenador, y en otra tenían que volver a ordenar y recordar secuencias de números y letras.
Para los autores del trabajo, "estos resultados indican que los hiperactivos necesitan moverse más para mantener los niveles requeridos de alerta mientras que realizan tareas que desafían su memoria de trabajo".
Además, estos estudios indican que "existen déficits en ambos tipos de memoria (visual y verbal) en chavales afectados por el trastorno en comparación con sus homólogos sanos".
Para Cesar Soutullo, director de la Unidad de Psiquiatría Infantil y del Adolescente de la Clínica de Navarra, "el estudio es muy interesante, porque ya sabíamos que los niños con TDAH tienen problemas en el sistema ejecutivo y en la memoria de trabajo que explicaba su inatención, pero lo importante ahora es ver cómo la hiperactividad aumenta cuando los niños hacen tareas que tienen mucha demanda de atención (estudiar), pero no son tan hiperactivos si la tarea es menos demandante".
Este especialista argumenta que es "como si el sistema ejecutivo, reducido en su capacidad en el TDAH, les llegara para atender o controlar la hiperactividad, pero no para hacer dos cosas a la vez. Esto es trascendente porque esta discordancia en la hiperactividad según la tarea que se le encomiende, se suele interpretar como falta de voluntad, culpabilizando al niño".
Tal vez por estos motivos, el investigador Rapport aconseja a los padres y a los profesores que utilicen "distintas estrategias para minimizar los fallos de la memoria de trabajo: proporcionarles las instrucciones por escrito, utilizar notas para chequear si han realizado todas las tareas, dividir las tareas en pasos más simples, puede ayudar a los niños con TDAH en el aprendizaje sin sobrecargar la memoria de trabajo. Además, cuando estén haciendo las tareas en casa déjele que se levante o que mastique chicle. A no ser que su comportamiento sea destructivo, limitar extremadamente su actividad puede ser contraproducente".
Estos hallazgos también explican por qué los medicamentos estimulantes mejoran el comportamiento de la mayoría de los niños con TDAH ya que, al aumentar su estado de alerta, se consigue mejorar la excitación fisiológica. De la misma manera, los estimulantes mejoran temporalmente la capacidad de la memoria de trabajo.
FUENTE:
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/03/13/psiquiatriainfantil/1236940887.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada