martes, 1 de febrero de 2011

En el mundo futuro, el ser divergente, como el TDAH, será bien visto.


En el pasado solo funcionaba el ser convergente, es decir hacer lo que todos, pero en el futuro se premiará al divergente, y ahí el TDAH probablemente será una ventaja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada