sábado, 5 de febrero de 2011

Mamá valor, pero que como ella hay muchos padres anónimos que luchan contra todo para sacar al hijo adelante

Mamá Valor...

Queridas Familias
Con autorización de la autora de este e mail , decidí publicarlo para compartir con Uds el testimonio de una mamá , a quien las dificultades no le hicieron bajar los brazos  Ella me escribe desde Cuba  y se sentiría muy feliz de poder compartir  con otras familias que transitan el mismo camino

--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Marta, que placer me ha dado me respondiera, pude tener acceso en algún
momento en la internet y es por ello que he encontrado su dirección y le he
escrito, gracias por hacerlo.

Le cuento que tengo una hija de 12 años, la cual fue diagnosticada cuando
estaba en preescolar con 5 años, después de ser rechazada por una maestra de
su grado. Posteriormente cuando comenzó primero grado, es que se comienza a
medicamentar (…)

Realmente ha sido difícil el camino hasta ahora, es difícil la convivencia
con un TDAH, como bien dice la bibliografía, son niños que en ocasiones son
rechazados por la propia familia, en el caso de Madelín que es como se
llama, nos satisfacen sus resultados académicos, su alegría y cariño hacia
todos, fue una niña  diagnosticada a tiempo y atendida por una excelente
psiquiátra, la cual actualmente la sigue muy de cerca.

Cuando me dijeron que la niña padecía de este Trastorno, pude hacerme de
bastante información, la cual me llegaba principalmente de la Asociación que
radica en México. Aprendiendo mucho de ellos, me di cuenta entonces de lo
poco que se sabía acá o más bien, de la poca información que había al
respecto, me refiero en el mundo educacional, hay muy poca pedagogía para
tratar a este tipo de niños, pues al no haber información, todo lo demás es
nulo, muy pocos son los maestros que se solidarizan con el padre de un TDAH.
Me decía cuántos niños habrían en las aulas  que serían TDAH y que poco a
poco cuando llegaran a la adolescencia se perderían por la poca información
de maestros y padres, a veces en éstos últimos, la negativa de aceptar que
sus hijos necesitan ayuda médica, por lo que me propuse fotocopiar lo más
importante al menos, de toda aquella bibliografía y repartirla a cada una de
las aulas de la escuela donde estudiaba mi hija, lo hacía con el propósito
de que los maestros aprendieran un poquito más sobre este complejo trastorno
para que a la vez les pudiera ayudar en un posible diagnóstico a tiempo de
cualquiera de los cientos de alumnos que habían en dicha escuela primaria.
Qué podré decirles entonces al respecto? Pues nada, no les puedo decir, pues
nunca se me comentó al respecto, fue triste, pero realmente es así. Pienso
que como mi hija, pueden haber muchos  niños en las aulas con TDAH, solo que
no hay información al respecto y por ende, es como tener los ojos vendados,
igual padres que profesores, por lo que solo con la ayuda médica es que he
ido caminado junto a mi hija en este mundo de los TDAH, enfrentándome a
profesores incapaces de "lidiar" con estos niños, enfrentándome y aceptando
involuntariamente a profesores, incluso familiares, que no saben apreciar el
lado positivo de estos niños, por eso le digo y quisiera haga llegar a
padres de niños con TDAH en su país, que no dejen de asistir a esos
Talleres, que es una bendición el que puedan contar con algo así, pues a
pesar de no haber tenido participación en algo tan positiv

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada