lunes, 10 de diciembre de 2012

Relacionan la falta de oxígeno antes de nacer con la hiperactividad

Relacionan la falta de oxígeno antes de nacer con la hiperactividad


parto, maternidad, bebé
Foto: TOM ADRIAENSSEN/WIKIMEDIA COMMONS
MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -
   Los niños que estuvieron expuestos en el útero a condiciones de hipoxia isquémica (IHC, en sus siglas en inglés), situaciones en las que se priva al cerebro de oxígeno, tienen significativamente más probabilidades de desarrollar el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) más adelante en la vida en comparación con los niños que no sufrieron esa falta de oxígeno antes de nacer, según un estudio de Kaiser Permanente publicado en la revista 'Pediatrics'.
   Los resultados de esta investigación, en la que se examinaron los registros médicos electrónicos de casi 82.000 niños menores de 5 años, sugieren que estos eventos durante el embarazo pueden contribuir a la ocurrencia de TDAH por encima de las ya conocidas influencias familiares y genéticas de la enfermedad. Según el estudio, la exposición prenatal a IHC, especialmente asfixia al nacer, síndrome de dificultad respiratoria neonatal y preeclampsia, se asoció con un riesgo 16 por ciento mayor de desarrollar TDAH.
   Específicamente, la exposición a la asfixia del nacimiento se relacionó con un riesgo 26 por ciento mayor de desarrollar TDAH; al síndrome de dificultad respiratoria neonatal, con un riesgo 47 por ciento mayor, y a la preeclampsia (presión arterial alta durante el embarazo), con un 34 por ciento mayor de riesgo. El mayor riesgo de TDAH sigue siendo el mismo en todos los grupos raciales y etnias, añaden los autores.
   "Estudios anteriores han encontrado que la lesión hipóxica durante el desarrollo fetal conduce a importantes lesiones cerebrales estructurales y funcionales en la descendencia", dijo el autor principal del estudio Darios Getahun, del Departamento de Investigación y Evaluación de Kaiser Permanente en el Sur de California (Estados Unidos). "Sin embargo, este estudio sugiere que el efecto adverso de la hipoxia y la isquemia en el desarrollo cerebral prenatal puede dar lugar a problemas funcionales, como el TDAH", matiza este experto.
   Los investigadores también hallaron que la asociación entre IHC y el TDAH fue más fuerte en los nacimientos prematuros y que los que venían de nalgas, en posición transversal (hombros primero) o tenían complicaciones del cordón están relacionados con un 13 por ciento más de riesgo de TDAH, asociaciones que se encontraron incluso después de controlar la edad gestacional y otros factores de riesgo potenciales.
   "Nuestros hallazgos podrían tener implicaciones clínicas importantes, podrían ayudar a los médicos a identificar a los recién nacidos con alto riesgo que podrían beneficiarse de la vigilancia y el diagnóstico temprano, cuando el tratamiento es más eficaz. Sugerimos a futuras investigaciones que se centrenn en las condiciones pre y posnatal y las asociaciones con resultados adversos, como el TDAH", subrayó Getahun.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada