sábado, 1 de octubre de 2011

Clínica Omega Zeta

TDAH

TDAH

¿Qué es el TDAH?
El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) es un trastorno de la conducta en el intervienen factores genéticos y ambientales. Se suele empezar a diagnosticar en torno a los siete años. Se manifiesta como un aumento de la actividad física, impulsividad y dificultad para mantener la atención en una actividad durante un periodo de tiempo continuado.

¿Cuáles son los síntomas del TDAH?
La conducta de los niños con TDAH presenta ciertos rasgos que padres y educadores deben considerar como indicios de la existencia de este trastorno. Entre ellos: 

  • El niño se mueve mucho en el asiento.
  • Corre y salta en situaciones inapropiadas.
  • Le resulta difícil jugar tranquilamente.
  • A menudo está muy excitado.
  • Responde antes de que finalice la pregunta.
  • No es capaz de esperar su turno en las actividades.
  • Interrumpe a otros en los juegos y conversaciones.
  • Le cuesta mantener la atención.
  • No sigue instrucciones, no termina las tareas.
  • Le resulta complicado organizarse.
  • A veces se olvida de las actividades diarias.

¿Cuáles son las causas del TDAH?
No es posible identificar una causa como responsable de la aparición del TDAH. Lo que sí se puede afirmar es que se trata de un trastorno heterogéneo y multifactorial. Los estudios sobre elementos socio-ambientales indican que éstos pueden ser factores de riesgo que agudicen los efectos del TDAH, pero, no hay evidencias para considerarlos la causa.

¿Qué tratamientos se pueden aplicar?
La Medicina Integrativa consiste en combinar la medicina convencional y las medicinas alternativas o complementarias validadas científicamente. En Clínica Omega Zeta abordamos el TDAH desde la visión integral de la medicina integrativa, conscientes de que mente, cuerpo y espíritu son una sola cosa y que, tan importante es cuidar el estado físico del niño, como el emocional. Por esta razón nos ocupamos de llevar a cabo una profunda revisión de la alimentación, ya que está comprobado que una reeducación de los hábitos nutricionales mejoran la capacidad de concentración del niño, así como el autocontrol y la autoestima. Y por otro lado, nos interesa conocer a fondo el ambiente en el que crece el pequeño, así como, las interacciones de éste con su entorno más cercano.

El equipo médico de Clínica Omega Zeta le asesorará en cuanto al método y los tratamientos más adecuados para tratar su caso en concreto.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada