domingo, 23 de octubre de 2011

Medidas para salir de la crisis en España.

REFORMAR EL SISTEMA EDUCATIVO... Tienen que venir espertos mundiales para decir a los españoles los problemas los problemas que tenemos, y decirnos lo que todos sabemos. Aunque a mí personalmente, como padre con niño con TDAH, lo que más me afecta es el apartado que dice, reformar el sistema educativo. Ese sistema educativo que llevamos repitiendo que horroroso para el TDAH, que es terriblemente malo para el futuro de la sociedad, y que hasta lo considero el verdadero cancer que tiene España. Es un sistema educativo basado en los nacionalismos, diferenciando claramente si el niño el vasco o es catalán o canario, un sistema educativo que cuando los padres analizamos los libros nunca llegamos a saber que es lo que están intentando enseñar, solo vemos que es un caos total.
 
Pues bien, nosotros siempre hemos pensado que el sistema educativo obligatorio tenía que ser una base de mínimos muy estructurados y claros que todos los españolitos tuvieramos claro que debíamos de estudiar, y también tenía que tener muy resuelto con medidas y protocolos de actuación clarísimos para la mayoría de trastornos de nuestros hijos. Una vez que el psiquiatra ha diagnosticado a un niño como autista, todos tenían que saber el proceso a seguir, lo mismo con un TDAH... Y estas pautas tenían que ser las mismas en Cataluña, en Huelva, en Tenerife, en Alemania, o en Grecia, ya que sencillamente los problemas y las deficiencias son exactas en todos los paises, luego las medidas debían de ser las mismas.
 
Hoy en día el sistema educativo español para todo trastorno, sea el que sea, significa una marginación total de quien lo padece, un buscate la vida de los profesores y colegios, y una humillación total a  los padres... PUES SÍ SEÑORES, ESTE ES EL VERDADERO CANCER QUE PERSONALMENTE CREO QUE TIENE ESPAÑA.
 
Y ahora, lo que recetan los expertos:;
 
La economía española sufre una "enfermedad gravísima" y es preciso actuar, y actuar ahora. Este es el mensaje urgente que un grupo de seis reputados economistas ha decidido lanzar a la sociedad española.

"Nos enfrentamos a un cáncer muy grave, potencialmente mortal, pero todavía curable". Así resume la situación Luis Garicano, catedrático de la London School of Economics (Reino Unido) y uno de los seis expertos que firman 'Nada es gratis' (Ed. Destino), un libro que pretende reflejar los pasos indispensables para salir airosos de la crisis económica y que "les gustaría" que se asumiera como una hoja de ruta por el próximo presidente que salga de las urnas el 20-N.

"No son reformas con color político, sino de sentido común que cualquier partido puede asumir", afirma Antonio Cabrales, catedrático de la Carlos III de Madrid. Un variopinto bloque de propuestas que abarca del impopular copago sanitario y el despilfarro autonómico a la 'limpieza' en las entidades financieras o la reforma de la Educación.

"La clave es concienciar a los ciudadanos de la gravedad del problema. Si no hacemos los deberes estamos en una situación límite"

Completan la autoría de la publicación Jesús Fernández Villaverde, catedrático de la Universidad de Pensilvania (EEUU), Samuel Bentolila, del centro de Estudios Monetarios y Financieros (CEMFI) en Madrid, Juan Rubio-Ramírez, catedrático de la Universidad de Duke (EEUU) y Tano Santos, catedrático de la Universidad de Columbia (EEUU). Todos ellos colaboran desde hace tiempo en un blog al alimón bajo el paraguas de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), un 'think tank' de análisis independiente en cuyo patronato están presentes varias de las grandes empresas del país.

'Estamos en una situación límite'

Ahora creen imprescindible dar la voz de alarma, "lanzar un mensaje a la sociedad" de que la situación es muy grave y hace falta un "tratamiento de choque". Esto es, un paquete coherente de reformas que deben ejecutarse simultáneamente y sin un minuto que perder.

"Es cierto que hemos pospuesto demasiado la reestructuración del sistema financiero y eso ha sido un error gravísimo", admite Santos. Sin embargo, "no hay ninguna necesidad de que nos intervengan. España no es Grecia", prosigue el catedrático de la Universidad de Columbia. Eso sí, no se atreve a descartar una posible intervención de España por parte de las autoridades europeas.

En su opinión, lo que hay que hacer es "atacar" los problemas; una receta que el grupo de los seis resume así: reestructurar en bloque el sistema financiero, resolver la financiación de las Comunidades Autónomas, reformar un ineficaz sistema educativo y rescatar el sanitario, flexibilizar el mercado laboral y, el punto clave, "concienciar a los ciudadanos de la gravedad de los problemas, que tienen arreglo pero sólo si hacemos los deberes para ello. Estamos en una situación límite", alerta Fernández Villaverde.

"Existe un peligro importante de que haya una generación perdida. Los indignados tienen razón en sus protestas, aunque no en las soluciones que proponen", dice Garicano.

España se enfrenta a una población cada vez más envejecida y debe prepararse para la pesada carga añadida que esto supone

Limpieza a fondo en el sector financiero

No tienen pelos en la lengua. Es imperativo un saneamiento urgente y en bloque del sistema financiero en el que las entidades "reconozcan las pérdidas para incentivar un ajuste de precios inmobiliarios y dar transparencia a la exposición real del sector". ¿Cómo? Con la creación de 'bancos malos' si es preciso, pero también dejando quebrar a las entidades que no puedan hacer el ajuste, cambiando a los gestores cuando no funcionen e imponiendo controles a los 'rescatados', explican los expertos.

En el caso de la financiación autonómica proponen ahondar en la descentralización normativa, incrementar su responsabilidad fiscal y trabajar en la falta de transparencia del sistema. Eso sí, asumen que aun en el mejor de los escenarios, con un repunte económico y los recortes pertinentes en marcha, persistirá un déficit estructural del 3% del PIB que tendría que ser compensado con la subida de impuestos.

También hacen un serio repaso al sistema sanitario, proponiendo el copago y diversas medidas para reducir el gasto y optimizar la gestión, y reformar las pensiones. España se enfrenta a una población cada vez más envejecida y debe prepararse para la pesada carga añadida que ello supone.

En el terreno laboral, creen imprescindible desatascar el tapón de la negociación colectiva -que defiende los intereses de grandes empresas y trabajadores fijos en detrimento de pymes y eventuales- y no descartan el 'contrato único' como medio para poner fin a la dualidad entre trabajadores temporales e indefinidos, explica Bentolila. Asimismo, consideran prioritario apostar por un modelo de crecimiento basado en un ciclo virtuoso de productividad y competitividad, y no en el endeudamiento.

En resumen, apretarse más el cinturón, pero de una forma más eficaz y con visión de futuro: "El estado de bienestar es una de las grandes invenciones del siglo XX y queremos garantizar su supervivencia", concluye Fernández Villaverde.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada