miércoles, 19 de octubre de 2011

Estudiar desde los 4 años el TDAH

Aconsejan controlar signos trastorno atención desde los 4 años

Por Genevra Pittman

La Academia Estadounidense de Pediatría amplió sus guías para diagnosticar y tratar a niños con trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH): recomienda evaluar a todos los pacientes de entre 4 y 18 años con signos de la enfermedad.

Las nuevas guías actualizan las recomendaciones de hace una década, orientadas a diagnosticar y tratar el trastorno entre los 6 y los 12 años.

Es que los problemas de conducta, la hiperactividad y las dificultades para prestar atención pueden aparecer antes y el TDAH suele extenderse hasta la adolescencia y la adultez.

Los pediatras deben indagar también sobre las discapacidades del aprendizaje, la ansiedad y otras cuestiones que aparecen con el TDAH. Y deben diseñar un tratamiento con terapia conductual y medicación, según la edad y la gravedad de los síntomas, indica el informe publicado en la revista Pediatrics.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por su sigla en inglés) estiman que el entre el 6 y el 9 por ciento de los niños y los adolescentes tienen TDAH. La cantidad de adolescentes es más alta que la de niños pequeños afectados.

"Me parece bien que las guías reconozcan que el TDAH también puede aparecer en los niños pequeños y los adolescentes mayores. Es algo que siempre se ignoró", dijo Aude Henin, del Programa Infantil de Terapia Cognitiva Conductual del Hospital General de Massachusetts.

Redactado por una comisión de 14 expertos, el nuevo texto recomienda que los pediatras les pregunten a los padres y a los maestros u otros adultos si los niños tienen problemas de conducta o en la escuela para realizar un diagnóstico más preciso. Si a un niño se le diagnostica TDAH, esos adultos tendrán un papel clave en el tratamiento.

Para tratar a niños de 4 y 5 años, los expertos recomiendan entrenar a los padres en las técnicas de manejo de la conducta infantil, incluido el refuerzo positivo e ignorar o castigar ciertas conductas, cuando sea necesario. Sólo cuando eso no funciona, y se mantiene el TDAH moderado o grave, los niños deben recibir medicamentos.

J. Russell Ramsay, de la Escuela Perelman de Medicina de la University of Pennsylvania, dijo que muchos niños pequeños son hiperactivos o a veces les cuesta concentrarse, pero aclaró que para diagnosticar el TDAH, esa conducta debe "provocar alteraciones" de las actividades cotidianas en varios entornos, el hogar, la escuela y la relación entre pares.

"El diagnóstico es un proceso. Hay síntomas que se deben buscar en la población preescolar, pero (el TDAH) se debe estudiar en el tiempo y reevaluarse para saber si es persistente", dijo a Reuters Health.

Algunos autores de las guías declararon haber trabajado como consultores para las empresas que comercializan los fármacos para el tratamiento del TDAH.

"La medicación tiene un efecto más fuerte en los síntomas conductuales claves del TDAH, pero su uso depende de las preferencias familiares y los servicios disponibles", dijo el autor principal de las guías, doctor Mark Wolraich, del Centro de Ciencias de la Salud de la University of Oklahoma.

FUENTE: Pediatrics, online 16 de octubre del 2011.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada